Martin Reverte y Asociados

Preocupaciones de la hostelería en relación con el derecho concursal

preocupaciones de la hosteleria

Esta tercera ola de pandemia ha dejado a varias comunidades autónomas divididas respecto a las restricciones que deben llevar a cabo. En el caso de Baleares, se ha optado por restricciones muy estrictas, postergando el cierre de la restauración hasta el 28 de febrero.

Actualmente el Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares todavía no se ha pronunciado sobre los recursos presentados para la reapertura de los comercios, sin embargo, en el País Vasco la justicia falló el martes a favor de los hosteleros, permitiéndoles así la reapertura de sus negocios.

Después de varias manifestaciones por parte de los colectivos afectados, en los cuales se pedía la apertura de la hostelería y la dimisión de la presidenta de Baleares, hemos podido presenciar como diferentes empresarios de la hostelería nos han dicho literalmente.

¡Hemos tirado de ahorros, pero ahora mismo ya no queda nada! si no puedo abrir pronto, directamente no podré comer”

Esta situación desemboca en una inundación de ERTES en el sector hostelero, acumulando más del 46% de estos expedientes de regulación, Hasta ahora más de 100.000 bares, restaurantes y cafeterías han tenido que cerrar sus negocios en el primer trimestre del año en comparación a 2020. “Además, la restauración da trabajo a 1,7 millones de personas y supone el 4,7% del Producto Interior Bruto (PIB)”

Este escenario provoca un sentimiento de incertidumbre e indignación en todo el gremio, porque detrás de estas cifras existen miles de historias que merecen ser escuchadas y atendidas de la mejor manera posible.

Hoy me comentaba un amigo propietario de un bar lo siguiente:

Jesús, en marzo nos cerraron de un día para otro, tuvimos que pedir un ICO para poder pagar a los trabajadores, a parte de los que ya pedí para montar el bar, y ahora solo tenemos gastos y más gastos, pero no podemos tener ni un ingreso, ¿Cómo voy a pagar todo eso? Es totalmente imposible, porque por muchos números que haga no me salen las cuentas y llevo una semana planteándome cerrar el bar y mandarlo todo a tomar viento”

Desde Martín Reverte y Asociados, recomendamos un asesoramiento previo para analizar la situación y tranquilizar a la persona, ya que muchas veces piensan que todo puede ser mucho peor que lo que legalmente puede llegar a pasar.

Una vez analizado, si es posible, recomendamos primero un preconcurso”

Se intentaría un acuerdo extrajudicial de pagos con todos los acreedores que incluiría quitas y aplazamiento, o por el contrario un acuerdo de refinanciación, en ambos casos, la intención será salvar la empresa. Si no es posible, se estudiarán todas las opciones para evitar posibles responsabilidades del administrador de la sociedad y liquidar la empresa lo más rápido posible para no generar más deuda y poder empezar desde cero cuando todo esto pase.

Jesús Martín Vázquez, Socio Gerente de Martín Reverte & Asociados.

La información y el asesoramiento jurídico ofrecido en la sección Blog es orientativo y no vinculante. Si lo desea, puede contactar con nosotros en administracion@martinreverteasociados.com

¿Qué se espera de los concursos de acreedores para el 2021?

qué se espera de los concursos de acreedores en el 2021

El Derecho concursal se creó con la intención de conservación de la empresa y del empleo. Así pues, el Gobierno, fiel a esta finalidad, ha procurado evitar el cierre de empresas y con ello la pérdida de empleos, motivo por el cual, esperando una mejora de la situación, decidió regular una serie de medidas encaminadas a paliar el duro golpe que la pandemia está causando, entre otras medidas se encuentra la ampliación de la moratoria concursal hasta mediados de marzo, sin embargo, tras un año en el que la crisis derivada del coronavirus ha arrasado con el negocio de empresas de todos los sectores se espera una gran oleada de concursos de acreedores.

La ampliación de la moratoria ha permitido que, aunque a final de año se ha notado un ligero aumento de concursos, durante el segundo y tercer trimestre haya decaído su declaración más de un 20%.

Las previsiones para 2021, no son buenas, se estima que habrá una avalancha de concursos y como mínimo se van a cuadruplicar.

Esta avalancha de concursos viene a raíz de alargar una situación que de por sí, era y aún es insostenible, es por ello por lo que los ERTE y los ICO concedidos solo han sido una solución temporal que ha causado que muchas empresas no hayan tomado la decisión de iniciar el concurso de acreedores, a causa de que la Ley ahora nos les obligaba, y alarguen o esperen innecesariamente agravando la situación con dicha espera cuando lo diligente sería iniciar como mínimo tomar medidas al respecto y que la Ley nos ofrece por medio del concurso de acreedores.

No hablamos de sentenciar la empresa, en muchos casos la finalidad del concurso es REFLOTAR NO HUNDIR.

Hay que planificar y procurar una estrategia/reestructuración adaptada a la situación y ser realistas respecto de la viabilidad y continuidad de la actividad empresarial. Esas son las mejores armas a disposición del empresario.

Lo adecuado es llegar a tiempo, no que el tiempo os atropelle.

En marzo esperar ya no será una opción, por tanto, os recomendamos tomar medidas cuanto antes y evitar un endeudamiento mayor.

En Martín, Reverte & Asociados somos especialistas en derecho concursal y, en concreto, en el concurso de acreedores tanto de empresas como de personas físicas. Ante cualquier duda legal o de asesoría fiscal estamos a vuestra disposición.

Sara Fernández Serra, abogada especializada en Derecho Concursal en Martín, Reverte & Asociados.

La información y el asesoramiento jurídico ofrecido en la sección Blog es orientativo y no vinculante. Si lo desea, puede contactar con nosotros en administracion@martinreverteasociados.com

La responsabilidad de los administradores de las deudas frente a Hacienda

responsabilidad del administrador frente hacienda

El siguiente artículo se dedica a aclarar algunas dudas entorno a la responsabilidad de los administradores en relación con las deudas frente Hacienda. Comencemos:

1-. ¿Pueden ser responsables los administradores de las sociedades de las deudas?

Los administradores de las sociedades jurídicas, sean Sociedades Limitadas o Anónimas, pueden ser responsables de la deudas de la sociedad frente a Hacienda.

2-. ¿Qué establece la normativa tributaria en España?

La normativa tributaria establece un sistema de derivación de responsabilidad, determinando que se podrán declarar responsables de las deudas tributarias, junto a la propia sociedad, a los administradores de la misma, ya sea de forma solidaria o subsidiaria.

3-. ¿Qué diferencia hay entre la responsabilidad solidaria y/o subsidiaria?

La diferencia entre estos dos tipos de responsabilidad radica en que al responsable solidario se le puede reclamar el cobro de la deuda en cualquier momento, sin necesidad de haber agotado previamente la acción de cobro contra la sociedad. Por otro lado, el responsable subsidiario solo responderá por las deudas previa declaración de fallido de la sociedad.

Esto ocurre cuando Hacienda declara la insolvencia de la entidad o bien que no existan bienes embargables ni de la sociedad ni de los deudores solidarios.

Por lo tanto, la responsabilidad del administrador puede hacer que éste deba responder con su patrimonio personal por deudas de la sociedad que administra.

Cuando se trata de infracciones tributarias, es decir, sanciones, serán responsables subsidiarios los administradores que no hubiesen realizado los actos necesarios para el cumplimento de la obligaciones y deberes tributarios, o bien que directamente hubiesen adoptado acuerdos causantes del impago de los tributos.

También responderán subsidiariamente los administradores por obligaciones tributarias devengadas o pendientes de la sociedad en el momento del cese de su actividad empresarial, siempre que no hubieran hecho lo necesario para su pago, o bien que directamente tomaron acuerdos en tal sentido.

4-. ¿Algún ejemplo?

El caso más típico en que Hacienda puede ir directamente contra el administrador sin intentar cobrar antes de la sociedad (responsabilidad solidaria) se da cuando el administrador participa en la ocultación o transmisión de bienes de la sociedad para intentar evitar que ésta pague sus deudas.

5-. ¿Hemos tenido en Martín Reverte & Asociados algún caso de este tipo?

Sí, alguna vez Hacienda ha reclamado la deuda a título personal a alguno de nuestros clientes con sociedad concursada, aduciendo que el cliente era el supuesto sucesor de la entidad. Pues bien, Hacienda se extralimitaba, pues el artículo 40 de la Ley General Tributaria (Ley 58/2003) dice que responderán solidariamente de “Las obligaciones tributarias pendientes de las sociedades y entidades con personalidad jurídica disueltas y liquidadas (…)”.

No quedan obligaciones pendientes derivadas de un procedimiento concursal cuando éste ha sido concluido y se hubiere calificado como fortuito, por lo cual no hay responsabilidad a derivar al administrador. Por cuanto no es lo mismo una liquidación societaria que una concursal. De hecho, no es posible disolver y liquidar una sociedad cuando quedan deudas pendientes, pues el Registro Mercantil rechazará la inscripción de dicha disolución.

Por favor, tomen nota:

Por eso, quiero dejar claro que la única vía alternativa es el concurso de acreedores, por cuanto en el mismo se abrirá la pieza de calificación del concurso y es en esta fase en donde se determinará la responsabilidad del administrador. El administrador concursal es el encargado de realizar los pagos a los acreedores en orden jerárquico en base a la calificación de sus respectivos créditos (ordinario, subordinado, privilegiado, etc).

Hacienda no puede, en un procedimiento concursal, derivar la responsabilidad posteriormente a su conclusión, puesto que no hay responsabilidad a la que derivar las deudas de la sociedad. Habrán sido abonadas, o no, en virtud de lo establecido en la Ley Concursal  y, por tanto, la responsabilidad de los administradores habrá sido determinada en la fase de calificación del mismo (culpable o fortuito).

Por lo tanto, no es buena idea simplemente dejar morir una sociedad, pensando que Hacienda ya no podrá reclamarnos nada. Grave error, pues Hacienda tiene hasta cuatro años para derivarnos la responsabilidad, sea de forma subsidiaria o solidaria. La consecuencia inmediata es que pasará a reclamarnos la deuda e iniciará la fase de embargo sobre nuestra fuente de ingresos y/o bienes.

Por ello, lo más aconsejable es acudir al Concurso voluntario de Acreedores.

¿Aún tiene dudas respecto a la responsabilidad del Administrador frente Hacienda?

En Martín Reverte & Asociados estamos a su disposición. Llámanos sin compromiso. Estaremos encantados de asesorarle para encontrar la mejor solución. 

La información y el asesoramiento jurídico ofrecido en la sección Blog es orientativo y no vinculante. Si lo desea, puede contactar con nosotros en administracion@martinreverteasociados.com

Marcos Vera, Socio y Asesor fiscal en Martín Reverte & Asociados.

Guía práctica de la Ley de Segunda Oportunidad – paso a paso

Guía práctica de la Ley de Segunda Oportunidad

1. ¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

La ley de la segunda oportunidad en un mecanismo jurídico que permite a particulares y autónomos que están en una situación de endeudamiento poder solventar esa situación de insolvencia.

La ley de la segunda oportunidad permite al particular o autónomo llegar a un acuerdo extrajudicial con todos los bancos y financieras a la vez, o directamente cancelar la deuda total.

2. ¿Quién puede acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

Dirigido a particulares y autónomos

3. Requisitos para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

Requisitos:

-Que la deuda no sea superior a 5.000.000€ de euros y mínimos 10.000€ de deuda.

-Que no haya mentido sobre la situación de insolvencia ni oculte documentos relevantes o bienes.

-Que no haya sido condenado en los 10 últimos años por delitos socioeconómicos, patrimoniales, contra hacienda o la seguridad social.

-Que intentar previamente llegar a un acuerdo extrajudicial de pagos.

-Que no haya realizado este procedimiento de exoneración en los últimos 10 años.

-Que su patrimonio sea inferior al valor de su deuda o no disponga de patrimonio de patrimonio para hacer frente a sus deudas.

4. ¿Cómo funciona la Ley de Segunda Oportunidad?

1. ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN

Se analizará de manera GRATUITA la situación del cliente para mirar la viabilidad de su caso y poder garantizar EL ÉXITO de su proceso.

2. PREPARACIÓN DE DOCUMENTACIÓN

Se le solicitará al cliente la documentación necesaria para realizar el proceso de la Ley de la Segunda Oportunidad.

3. FASE NOTARIAL

Se le asignará al cliente un Notario cercano a su vivienda habitual y se entregará el formulario junto con la documentación necesaria para poder levantar acta de concurso y comenzar el procedimiento.

4. FASE MEDIADOR CONCURSAL

El Notario solicitará un Mediador Concursal a los Juzgados, El Mediador Concursal es el profesional encargado para mediar con los acreedores e intentar un ACUERDO EXTRAJUDICIAL con todos los acreedores con el dinero sobrante después de vivir dignamente el cliente.

5. FASE JUDICIAL

Posteriormente al intento de acuerdo extrajudicial (si no se ha llegado a un acuerdo) se envía la documentación al juzgado correspondiente (Juzgado de Primera Instancia o Juzgado de lo Mercantil) para que el Juez analice todo el procedimiento concursal llevado a cabo.

6. CANCELACIÓN DE LAS DEUDAS

BEPI (Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho) = CANCELACIÓN DE LAS DEUDAS

6. ¿Cuánto tiempo dura el procedimiento de la Ley de Segunda Oportunidad?

El procedimiento tiene una duración media de 12-18 meses, ya que vendrá condicionado al volumen y carga que tenga el juzgado designado y si el cliente dispone de propiedades o bienes que se tenga que liquidar.

7. ¿Qué es el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho?

Es un mecanismo jurídico enmarcado en la ley de Segunda Oportunidad que permite al deudor que luego de liquidar todo su patrimonio en beneficio de sus acreedores, se vea libre de la mayor parte de sus deudas.

8. ¿Cómo elegir al profesional que llevará mi caso?

En Martín Reverte y Asociados priorizamos estos 5 factores para dar el mejor servicio a cada uno de nuestros clientes:

Experiencia:

Personal multidisciplinar con experiencia de haber atendido a más de 800 clientes

Atención personalizada:

Cada caso es diferente y cada cliente tiene su historia, por eso nos gusta atender cada caso con si fuera el único. Ofreciendo al cliente atención telefónica y presencial siempre que lo necesite para poder resolver sus dudas lo antes posible.

Acompañamiento:

Acompañamos al cliente en todo momento para que siempre tenga nuestro apoyo y asesoramiento, acompañándolo en las reuniones con todos los profesionales: notario, mediador y administrador concursal.

Confianza y transparencia:

Por nuestra dilatada experiencia conocemos la situación anímica que conlleva el endeudamiento, convertido muchas veces en miedo y desconfianza. Desde Martín Reverte & Asociados brindamos nuestra confianza y apoyo para hacer lo más ameno posible todo el procedimiento judicial. Aportando la máxima transparencia para estos momentos de incertidumbre personal, indicándole al cliente paso a paso cómo se llevará a cabo su procedimiento.

Facilidad de pago:

Dividimos nuestros honorarios en cómodas cuotas para que todas las personas puedan tener una segunda oportunidad.

¿Quieres conocer más información sobre la Ley de Segunda Oportunidad?

Os invitamos a visitar la siguiente web: Vivir sin deudas.

 

Jesús Martín Vázquez, socio gerente de Martín Reverte & Asociados

La información y el asesoramiento jurídico ofrecido en la sección Blog es orientativo y no vinculante. Si lo desea, puede contactar con nosotros en administracion@martinreverteasociados.com

10 cosas que debes saber para cancelar tus deudas

  • PRECIO ECONÓMICO Y ADAPTADO AL CLIENTE

Son muchas las empresas o despachos que le solicitan al cliente una cantidad desorbitada por llevar a cabo su proceso, lo que impide totalmente a los clientes poder realizarlo y, por tanto, conseguir una segunda oportunidad. Desde Martín, Reverte & Asociados entendemos perfectamente la situación de nuestros clientes y por eso mismo adaptamos la cuota a la situación económica del cliente, permitiéndole acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad y que pueda vivir dignamente durante el proceso.

 

  • PARA AUTÓNOMOS Y PARTICULARES

Esta medida va dirigida a los autónomos y particulares que se encuentran en una situación de bloqueo económico o sobreendeudamiento, debido a las deudas que no han podido saldar. Hasta ahora, únicamente las empresas podían declararse en situación de bancarrota. Sin embargo, desde el año 2015 las personas físicas y autónomos también pueden beneficiarse de la ley concursal para poder comenzar de cero y tener una nueva vida. Las personas acogidas a la ley podrán volver a pedir financiacióndesaparecer de los listados de morosidad, así como también volver a tener tarjetas de crédito una vez haya terminado el proceso.

 

  • NO TENER ANTECEDENTES PENALES 

Que no haya sido condenado por delitos socioeconómicos, patrimoniales o falsedad documental dentro de los 10 años anteriores a la declaración del concurso. En caso de existir un proceso penal en curso, el juez debe suspender la decisión de conceder o no el beneficio de la segunda oportunidad hasta que exista sentencia firme.

 

 

  • CANTIDAD DE DEUDA

Las deudas, en su totalidad deberán tener un mínimo de 10.000€ y un máximo de 5.000.000€, así como también es necesario tener un mínimo de dos acreedores para realizar el proceso.

 

  • SER DEUDOR DE BUENA FE

El deudor no debe haber mentido sobre la situación de insolvencia ni haber ocultado documentación relevante, así como no haber realizado ocultación de bienes muebles o inmuebles durante el proceso, ni alzamiento de ninguno de ellos. Este requisito es indispensable para poder beneficiarse de la Ley de la Segunda Oportunidad, así como también es importante a la hora de analizar el proceso por nuestros asesores jurídicos.

 

  • NO HABERSE ACOGIDO A LA LEY DE LA SEGUNDA OPORTUNIDAD EN LOS ÚLTIMOS 10 AÑOS

Que no se haya obtenido el beneficio de la segunda oportunidad en los diez últimos años es un requisito indispensable para la obtención del mismo, este apartado se refiere únicamente a la realización de un concurso de acreedores de persona física o autónomo no de sociedades, las cuales implican un periodo de tiempo de 5 años.

 

  • NO HABER NEGOCIADO CON TODOS LOS ACREEDORES

Es importante que no hayan negociado un acuerdo extrajudicial de pagos con todos los acreedores en los últimos 5 años, esto implica por lo tanto no haber intentado una reunificación previa al concurso, ya que esta se debe llevar a cabo en la fase extrajudicial del proceso.

 

  • QUE SE HAYA INTENTADO UN ACUERDO EXTRAJUDICIAL DE PAGOS QUE RESULTE FACTIBLE PARA EL DEUDOR

En caso de que los acreedores no acepten el acuerdo, el pasivo será cancelado en la fase final, conocida como Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho. Pero es necesario intentar previamente un acuerdo extrajudicial de pago con todos los acreedores, el acuerdo está adaptado a la situación económica del cliente para que pueda ser asumido por el mismo sin ningún problema. Sin embargo, en la práctica observamos que la mayoría de las veces no se consigue llegar un acuerdo y por tanto se consigue la cancelación de las deudas del cliente.

 

  • NO TENER PATRIMONIO O PATRIMONIO INFERIOR A LA DEUDA

Demostrar que no se tiene patrimonio para hacer frente a las deudas o que el patrimonio es inferior a la deuda es importante para demostrar la situación de insolvencia del cliente. Si las deudas del cliente son inferiores al valor de su patrimonio no se le podrá considerar insolvente y por tanto no será factible su caso. Es importante añadir que al valor del patrimonio habrá que deducirle la hipoteca correspondiente si tuviese.

 

Martín, Reverte & Asociados

Asesoría jurídica y fiscal experta en derecho concursal de las Islas Baleares