Empresario responsable ¿Dónde estás?

Empresario responsable

En estos tiempos de incertidumbre, motivados por la grave crisis sanitaria asentada a nivel global, necesitamos que los expertos hablen claro. Hoy más que nunca conocer el área del derecho concursal – área central de nuestro despacho – es indispensable, pues conocer las normas que envuelven nuestro día a día nos aventaja en innumerables situaciones.

En Martín Reverte & Asociados, empresa especializada en derecho concursal, sabemos que son muchos los empresarios que se han declarado en concurso de acreedores tanto en España como en Europa. Y no por ello, han dejado de ser empresarios o han desistido en su deseo de crear una empresa solvente y exitosa. Por ejemplo, ¿sabías que Donald Trump ha presentado 4 veces concurso de acreedores de sus empresas? Esta información se puede contrarrestar en cualquier medio de comunicación o en alguna de sus incontables entrevistas. El concurso de acreedores no es un enemigo, sino una ayuda para el empresario responsable.

¿Qué entendemos por responsabilidad? Según la RAE “capacidad existente en todo sujeto activo de derecho para reconocer y aceptar las consecuencias de un hecho realizado libremente”. La economía no se “pausa”, aunque el legislador haya llevado a cabo medidas que aplazan situaciones insostenibles.

España registró la tasa de concursalidad más baja – la relación entre sociedades en concurso y sociedades activas – más baja de todos los países de su entorno, un 0,23%, en la última década, según un análisis de los concursos empresariales registrados en España, Alemania, Francia, Italia y Portugal, llevado por Informa. Por tanto, podemos extraer que, “esta baja tasa de concursalidad en España indica que los concursos son utilizados por una minoría de empresas”. Podéis encontrar más información en la siguiente noticia: España registró la tasa de concursalidad más baja de concursos de acreedores en la última década.

En la crisis financiera y económica del 2008, en España, se declararon un total de 30.000 y 40.000 concursos de sociedades mercantiles y unos 5000 de personas físicas desde el año 2008 a 2014. El mayor pico de concursos no ocurrió en 2008 sino en ¡2013! ¿Cómo puede ser esto posible? ¿Qué podemos aprender de lo ocurrido? No cabe duda que la crisis provocada por la pandemia afecta al número de constituciones, que se realiza, como también la actividad de los registros. En todos los países analizados se han retrasado las fechas legales de registro de concursos lo que conllevará un incremento significativo de los mismos a finales de año o principios de 2021.

Pues bien, de las diferentes cifras e informes facilitados tanto por instituciones públicas y privadas podemos extraer lo siguiente: la actitud que caracteriza al empresario medio español es la de la supervivencia. Característica muy positiva, pero que puede llevar a situaciones aún más duras y extremas tanto a nivel económico como a nivel personal. Por esa razón, actuemos de forma responsable para evitar un problema aún mayor.

Según el artículo 2 de la Ley concursal, una empresa o particular “se encuentra en estado de insolvencia… si no puede cumplir regularmente sus obligaciones exigibles”. La insolvencia puede ser “actual o inminente”.

El artículo 5 de la misma Ley Concursal establece que en caso de insolvencia tenemos 2 meses para decidir entre: i) llevar a cabo alguna actuación que elimine definitivamente esa insolvencia ii) o pedir la declaración de concurso.

¿Y cómo puedo actuar de forma responsable?

1-. Analiza tu situación actual.

La economía no se “pausa”, todo lo contrario, aquello que no decidas hoy, repercutirá en tu negocio del mañana.

2-. ¡Aprendamos de la experiencia!

i)La mayoría de los empresarios que al inicio de la crisis supieron aceptar su insolvencia y solicitaron la declaración de concurso han gozado posteriormente de más probabilidades de éxito en su proposición de convenio para salir de la insolvencia; ii) y aquellos que no pudieron llegar a un convenio beneficioso, si pudieron al menos evitar sus responsabilidades personales.

Por el contrario, muchos empresarios que se empeñaron en “sobrevivir” acabaron teniendo que presentar concurso no sin antes: i) aumentar su deuda y ii) aumentar su angustia por el miedo de una responsabilidad personal por no asumir su responsabilidad con anterioridad.

3-. No pierdas de vista lo que sucede en los países europeos.

Se declaran más concurso, cierto. No obstante, no significa que sea negativo, ya que han comprendido que el concurso de acreedores no es un enemigo. Se trata de una herramienta que puede posibilitar un nuevo comienzo sin lastres pasados.

En Martín Reverte & Asociados asumimos que tomar este tipo de decisiones tanto si eres una persona física o jurídica, no es fácil. No obstante, nuestra empresa se caracteriza por acompañar a sus clientes en los buenos y en los malos momentos. El área del derecho concursal y el concurso de acreedores es la materia central de nuestro despacho en Palma de Mallorca. ¿Por qué no nos llamas y nos comentas tu problemática?

Yahaira Agredo Velásquez, Jurista y responsable de comunicación de Martín Reverte & Asociados.

La información ofrecida en la sección Blog es orientativa y no vinculante. Si lo desea, puede contactar con nosotros en administracion@martinreverteasociados.com

Deja una respuesta